Archivos para octavarium

LAS PORTADAS DE HUGH SYME

Posted in Varios with tags , , on enero 11, 2011 by israelmaster

Siempre me ha parecido un elemento indisoluble de la música en si misma, que puede describir o resumir el concepto o idea que se esconde en las pistas de un disco o que, en ocasiones, llega a complementar el contenido de la obra musical en cuestión.
El detenerse a leer hasta el último detalle del libreto de un cd o la carpeta interior de un disco de vinilo permite descubrir artistas cuya valiosa aportación a un álbum no se encuentra ni en la letra ni en la música.
Hace años que comencé a sentir interés por la obra de Hugh Syme, coincidiendo con mi primer acercamiento a la discografía del grupo que, probablemente, más ligado ha estado a él a lo largo de estos años: Rush.
Recuerdo que el primer disco que adquirí del trío canadiense de rock progresivo fue el “2112” (1976). Ese momento sirvió de punto de partida para adentrarme paulatinamente en la discografía de la banda. Observé un dato al leer los créditos de todos los títulos que iba adquiriendo: el diseño gráfico de esas enigmáticas portadas era obra de Hugh Syme.
De hecho, Syme ha diseñado las cubiertas de la práctica totalidad de los lanzamientos de la banda desde “Caress of Steel” (1975).

Para esta portada, del álbum “Permanent Waves”, la idea inicial consistía en registrar los latidos de los tres miembros de la banda mientras tocaban, y plasmar su representación gráfica en la cubierta del disco, con tinta plateada. La idea fue deshechada, y sustituida por este otro concepto.

Cuando el grupo hizo saber a Syme el título del lp “Signals” (1982), éste vio tal amplitud de posibles interpretaciones, que decidió utilizar esta imagen tan simple y cotidiana.

La figura del hombre enfrentado a la estrella que aparece en la portada “2112” llegaría a ser adoptada como emblema del grupo, aunque no fue concebida con esa intención.

Aunque es innegable que su colaboración con Rush ha sido la más productiva, cuantitativamente, de su carrera, es necesario detenernos a repasar alguno de los trabajos con otras bandas, casi siempre englobadas en el rock progresivo o el metal.

No pretendo, con este blog, analizar los significados de cada portada, ya que el contenido metafórico que poseen, en ocasiones plenamente relacionado con el contenido del disco, o simplemente complementario de éste, hace posibles diversas interpretaciones de las creaciones gráficas. No obstante, en cuanto a estilo, sí es fácil observar algunos elementos en común en las portadas diseñadas por Syme, como la abundancia de espacios abiertos, y los tintes oníricos en la composición de las escenas.

También ha realizado otros diseños del estilo “logotipo”, con menor frecuencia, pero que también merecen mención:

Existe otra banda, heredera y deudora de Rush, en mi opinión, que no sólo guarda similitud con los primeros en lo que a idiosincrasia musical se refiere, y que está intimamente relacionada con la obra de Hugh Syme desde hace unos años: Dream Theater.

De todos los trabajos resultantes de esta colaboración, tal vez, sobre el que más se ha escrito es el diseño realizado para “Octavarium”, sobre el que se han elaborado multitud de complejas teorías acerca de las posibles interpretaciones tanto de la música contenida en el disco como de la portada y demás trabajo gráfico incluido en el libreto del cd.
De todo lo que he leído, lo más coherente me parece la identificación de las 8 bolas-péndulo y los 5 pájaros negros con un piano. Una octava, en un piano, se compone de 8 teclas blancas y 5 negras. La imagen (portada y contraportada), por tanto, estarían relacionadas con este concepto.

Quiero, con este blog, rendir homenaje al trabajo de Hugh Syme, y reivindicar su importancia en la historia del rock. Su capacidad para dotar a la música de imagen, de sintetizar la idea y concepto de un disco en una portada. De intentar plasmar en papel los sentimientos o sensaciones del artista, sus miedos, sus inquietudes o sus anhelos.
Para mí, no es lo mismo escuchar “Hemispheres”, de Rush, sin tener delante de mi vista su impactante portada.

Terminaré citando las palabras del propio Syme, explicando en una entrevista para la revista Creem, en 1983, el significado del hombre frente a la estrella del que hablo más arriba: “representa la existencia de una fuerza positiva, identificada con la creatividad y la libertad de expresión, personificada en el hombre que aparece desnudo, como imagen de algo puro; y su contraposición respecto a la estrella, que representa todo aquéllo que se opone a esa libertad creativa”.

Publicado originalmente el 12 de septiembre de 2009 en myspace

http://www.myspace.com/israelmaster